¿Futuro?

Seguramente fue la mejor epoca de nuestra vida… Durante la semana eramos modelicos ingenieros españoles que habian llegado al país en busca de su primer trabajo, pero durante los fines de semana era cuando realmente eramos nosotros mismos…

Salíamos, bebíamos y el piso se convertía en verdaderas bacanales… Nuestro acento nos ayudaba a llenarlo de las “minas” más bonitas, te levantabas por la mañana con una buena resaca pero mirabas el mar desde el ventanal que daba a la terraza y decías “¡Esto es vida!