Adios o hasta luego…

Hace una semana mi periplo por la representación estudiantil a nivel estatal acabo, dejé de presidir (como buenamente pude) la AERRAAITI, en un momento difícil, muchos intereses, mucha responsabilidad, ganas de hacer cosas pero poco tiempo…

En ese año de presidencia, se aprenden muchas, conoces a mucha gente, pero luego lo único que queda son las personas que verdaderamente tienes ganas de volver a ver por muy diferentes motivos. Por eso no creo que diga Adios sino Hasta Luego AERRAAITIanos, espero visitaros ya no como miembro sino como amigo y simpatizante.

Uno de los antiguos presidentes me dijo que nadie te agradecería el esfuerzo, las horas echadas… pero no creo que estas cosas se hagan por reconocimiento, se hacen más bien por la creencia en algo o por sabe Dios qué, que al final sabes que a pesar de estar hasta arriba de cosas te metes todavía en más responsabilidades… pero el que es así lo será así toda la vida.

Anuncios