Viejos Recuerdos (VII)

Retomo los post titulados Viejos Recuerdos con la mítica serie de David el Gnomo, ese simpático personaje de 15 cm que vivía en el interior de un árbol junto a su esposa.
Gracias a él todos queríamos vivir en un árbol y tener de amigo un zorro que te llevase a todas partes…
¿Quién no se sabe la canción del inicio?

Durante toda la serie los televidentes nos fuimos encariñando con el querido gnomo (aunque algunos lo tachen de mentiroso) pero la crueldad de los guionistas se hizo presente en el últmo capítulo. Mirar, recordar y llorar…

Anuncios

Viejos Recuerdos (VI)

Supongo que todos os acordareis del desdichado pato Alfred J. Kwak.

Esta serie ya en el primer capítulo empezaba mal, toda su familia moría atropellado y más tarde era adoptado por un topo. ¡¡Joder que serie de dibujos!! Casi todos los recuerdos que tengo son algo tristes, me acuerdo sobre todo de un episodio en el cual subían a la Luna con su casa-helicóptero y allí se encontraban con un vertedero de robots y uno de ellos les perseguía pidiendo ayuda…

¿De qué os acordáis vosotros?

Viejos Recuerdos (V)

Hoy hablando con un compañero de clase sobre viejas series de dibujos nos ha venido a la mente una que la gente no suele recordar con facilidad.

¡¡El Conde Duckula!!

Esta versión “pato” del conde Drácula vivía en un castillo junto a Igor y su ama de llaves (que no me acuerdo como se llama) y sinceramente no me acuerdo mucho de la serie, solo de como la ama de llaves llamaba al mayordomo Igor…

Más información aquí

¿Vosotros os acordáis algo más?

Viejos Recuerdos (IV)

El Coche Fantástico fue para muchos el inicio de una pasión, la de los coches gracias a KITT un Pontiac Firebird Trans-AM y su valiente conductor Michael Knight, interpretado por David Hasselhoff.

Las características de KITT eran numerosas pero la que más nos llamaba la atención era la de conducir solo y por supuesto hablar, también podía ir a más de 200 MPH…

El caso es que la serie era siempre igual, KITT salta por encima de algo, KITT bloquea los frenos de algo y Michael le pega un par de puñetazos a alguien pero nos lo pasábamos “pipa” viéndola y todos deseamos alguna vez conducir este coche.

Más información en la Wikipedia

Intro “El Coche Fantástico”

Viejos Recuerdos (III)

Hoy toca Chicho Terremoto, ¿Quién no se acuerda de este pequeño pervertido? Está serie que triunfo en los años 80 y 90 en Antena 3, nos hizo pasar buenos ratos gracias a los escándalos que montaba tanto en la cancha de baloncesto como fuera de él por culpa de su gran debilidad, las bragas blancas.

Esa rivalidad con otros chicos o con el perro de su amada Rosita, su afán por ser el mejor en cualquier deporte y su peculiar humor…

¿No os recuerda Shin Chan a nuestro viejo amigo?

Opening de Chicho Terremoto

Viejos Recuerdos (II)

A petición de Leticia, en este post de Viejos Recuerdos rememoro la archiconocida serie de dibujos animados “Oliver y Benji“. ¡Dios, que buena era! A uno se le ponían los pelos de punta al oír el inicio de la serie.

Todos, digo todos con absoluta rotundidad, cuando jugábamos a fútbol en el colegio copiábamos jugadas o tiros. La verdad es que no podíamos recrear ninguno de sus hechos ya que la física de Oliver y Benji es asombrosa. Jajaja.

Y muchas de de las chicas estaban “enamoradas” de Oliver, Benji o algunos de los capitanes del resto de equipos. Y hay que ver lo malo que era Mark Lenders y la fuerza que tenía en sus piernas; y lo puntillo que era Bruce Harper.

Óliver y Benji

Viejos Recuerdos (I)

Empiezo una serie de post nostálgicos, recordando series de cuando eramos pequeños que nos hacían disfrutar y creer que algún día seriamos como sus protagonistas.

Empezaremos con Caballeros del Zodiaco (titulo original: Saint Seiya). Estos dibujos japoneses un pelín violentos, nos hicieron creer que podríamos saltar 6 o 7 metros, romper paredes a puñetazos o proezas por el estilo ya que la fuerza del universo nos ayudaría. (Jajajaja!). ¡¡Que recuerdos!!

Aquí el vídeo de como empezaba cada capitulo. ¿No recordabais la música con más fuerza?

Y si veis ahora un capítulo, seguro que pensáis ¿Y esto era tan emocionante que casi me meaba encima por no ir al baño y perderme algo?