Trail Aneto 2011

Por fin el sábado pasado tuvo lugar la prueba Maratón del Aneto 2011 dentro del Trail Aneto 2011 y realmente no se bien describir con palabras la experiencia.

Tras llegar a Benasque a las 11:30, recoger los dorsales, comer y preparar la equipación; Daniel y yo nos dirigimos a la zona de salida, allí cientos de corredores esperaban ansiosos la inspección de material y el pistoletazo de salida (en este caso cohete). Los grupos haciéndose fotos, calentando, saludando y despidiéndose de la familia… un ambiente increíble.

A las 14:00, sonó el cohete el cielo despejado de Benasque y los 600 corredores salimos despacio y con calma a devorar los 42 km y casi 2000 metros de desnivel que nos esperaban. Novatos en este tipo de pruebas decidimos empezar andando a buen ritmo con pequeños trozos corriendo para probarnos, cosa difícil ya que los vítores y ánimos de los espectadores te animaban a correr.

Sigue leyendo

Anuncios

Probando Twitter

En esta primera semana de ociosidad debido a mi estado de parado he decidido a probar Twitter, el servicio de microblogging por antonomasia.
Uno de los principales motivos de la creación de una cuenta ha sido la inmediatez del servicio, se lo vi usar a mi hermana mientras estabamos en el coche y la verdad es que hizo interesarme un poco más. Otro de los motivos es el posible uso para la búsqueda de empleo, poder acceder de una manera rápida y ágil a ofertas de trabajo simplemente con la búsqueda #empleo.

Iré comentando mis progresos en dicha red social en mi cuenta

Desconocidos Entrañables

Hace unos días le dije a mi amiga María que intentase conocer a alguien peculiar, interesante, raro… en el viaje de vuelta a casa de estas vacaciones de Semana Santa. Los autobuses, las estaciones o el avión son lugares donde la gente tiene que pasar mucho tiempo junto a desconocidos y tendemos a contar cosas que a lo mejor en otras circunstancias no contariamos a un desconocido como cuenta en este artículo Carmen Posadas.

Pues hoy en mi intento de coger el recién estrenado tranvía de Zaragoza he conocido a un hombre que al menos me ha llamado la atención. El hombre de 85 años de edad me ha preguntado si había posibilidad de ver el saldo de su tarjeta de transporte  en el terminal de la propia parada y así hemos empezado a hablar de nada en cuestion… Hasta que una chica de la empresa que recoge la recaudacion de las máquinas ha comentado a todos los presentes que hoy no había servicio de tranvía, que solo había pruebas de servicio.

El anciano se dirigía en la misma dirección que yo así que lo he acompañado en el bus ya que a mi no me costaba más que unos minutos más y él no estaba seguro que autobus coger y donde bajarse. Durante el trayecto me ha relatado brevemente su vida, como enviudo muy joven con 3 hijos, orgullosamente me ha hablado de ellos y sus logros, de su labor como trabajador de Ibercaja, sus achaques debido a la edad… Finalmente me ha agradecido que lo acompañase y escuchase a lo que comentaba. Y la verdad es que ha sido un placer ver como una persona tan mayor en vez de quejarse o autocompadecerse de sus desgracias y achaques seguía activo y al día de la vida.

La aventura del 2011

El año pasado la aventura fue hacer un tramo del Camino de Santiago… ¡Uhhh, vaya aventura! (Ironía) se puede pensar si nunca se ha hecho y si se piensa que el Camino es un paseíto. Sin hacer algo de ejercicio se pasa algo mal.

Este año la aventura es otra… mucho más dura, con una preparación necesario exhaustiva… la aventura de este año es la Maratón del Aneto.

Perfil de la carrera

Perfil de la carrera

Una carrera de tipo trail de 42 km y 1950 metros de desnivel positivo acumulado, cada vez que lo pienso me entra un miedo terrible de llegar entrenado al 30 y 31 de Julio. Al ser una carrera de autosuficiencia se debe llevar todo el material necesario entre los que se encuentran cortavientos, comida, frontal…

Mientras me preparo para el Maratón estoy disfrutando del entrenamiento, basado en carrera continua y salidas de BTT.  Iré informando del desarrollo de la aventura.

Las bicicletas son para el verano

El título de la obra de teatro escrita por Fernando Fernán Gómez le viene que ni pintado al del post, debido a los hechos que a continuación relataré de la mejor manera posible.

El martes pasado por la mañana (día 30 de Diciembre), mi amigo Toño y yo nos decidimos por salir a dar una vuelta con la bicicleta como venimos haciendo desde hace unos cuantos meses. El día amanecío encapotado y con signos de lluvia durante la noche pero nuestra inexperiencia en estas circunstancias no se llevo a no pensar en lo que se nos podía venir encima. Nos dirigimos por el tercer cinturón hacia el cementerio, saliendo por la subida al canal. Nos adentramos en los Pinares de Venecia y ahí empezamos a darnos cuenta de que el día no iba a ser fácil… el barro pronto cubrió la cubierta de nuestras ruedas. Estuvimos dando vueltas por el pinar, por sus caminos embarrados y llenos de hielo ajenos a las consecuencias que ello tendría.

Barro

Y después de dar la vuelta a Puerto Venecia y enredar con una tirolina en un parque llegó el momento fatídico… Toño rompió el cambio trasero de la bicicleta. Tras unos momentos de indecisión y juramentos, subí corriendo a Decathlon y compré un tronchacadenas para desmontar la cadena y acortarla para poder rodar con una marcha única, todo ello lleno de barro y con mis pintas de ciclista…

Barro 2

Desmontar la cadena nos llevo poco tiempo mientras que montarla bastante más, tras varios intentos de ajustar la cadena acabamos yendo andando hasta casa así que lo que iba a ser una salida flojita… acabo siendo una odisea.

En un país civilizado

Es algo que te imaginabas, que sabías que debía pasar por mucho que el sistema fuese civilizado… pero tras leer el artículo “Su trabajo es matar” de El País lo corroboras, un país civilizado asesina a sus ciudadanos.

Estoy de acuerdo con que los asesinos y demás basura carcelaria no son ciudadanos corrientes, que se les encierra por unos motivos, unos hechos. Pero debemos tener en cuenta que también hay mucha gente en la cárcel que por errores ha acabado con sus huesos entre rejas o, aún peor, siendo condenados a cadena perpetua o la pena capital.

En cualquier caso, culpables o no culpables, en la aplicación de la pena capital el estado, la sociedad se convierte en cómplices de un asesinato. Ese jurado que juzga y ejecuta no creo que sea más civilizado que el asesino juzgado.

En el artículo dan testimonios los funcionarios que están en contacto con los reos en sus últimas horas, personas con las que han “convivido” en sus trabajos durante años y en un momento dado tienen que acompañarlos hasta el cadalso, incluso en los casos de muerte por inyección letal… son estos los que deben punzar las venas.

Totalmente escalofriante y demente que suceda en un país que intenta “llevar” la paz a aquellos países donde no la hay.