Trail Aneto 2011

Por fin el sábado pasado tuvo lugar la prueba Maratón del Aneto 2011 dentro del Trail Aneto 2011 y realmente no se bien describir con palabras la experiencia.

Tras llegar a Benasque a las 11:30, recoger los dorsales, comer y preparar la equipación; Daniel y yo nos dirigimos a la zona de salida, allí cientos de corredores esperaban ansiosos la inspección de material y el pistoletazo de salida (en este caso cohete). Los grupos haciéndose fotos, calentando, saludando y despidiéndose de la familia… un ambiente increíble.

A las 14:00, sonó el cohete el cielo despejado de Benasque y los 600 corredores salimos despacio y con calma a devorar los 42 km y casi 2000 metros de desnivel que nos esperaban. Novatos en este tipo de pruebas decidimos empezar andando a buen ritmo con pequeños trozos corriendo para probarnos, cosa difícil ya que los vítores y ánimos de los espectadores te animaban a correr.

Fuimos disfrutando del entorno y de la experiencia, sin dejar de estar atentos a los tiempos de paso por checkpoint. El primero lo pasamos holgadamente por lo que, especialmente yo, nos relajamos. Al pasar por la zona de acampada libre, los acampados nos animaban, los niños nos chocaban la mano… nos sonreíamos inocentes de lo que nos esperaba.

Al llegar a la primera zona de pedriza ya nos dimos cuenta que no todo iba a ser sendero comodo y al llegar al segundo checkpoint lo confirmamos del todo, un caminos de piedras angulosas y algo sueltas nos esperaba (km 12). Impresionante camino por el que había que caminar con atención por lo que se nos antojaba dfícil correr.

Al llegar al tercer checkpoint (Llanos del Hospital) nos avisaron que nos acercábamos al tramo complicado, el Puerto de la Picada. En esta zona nos preparamos para la subida, llenamos agua, preparamos ropa y comimos algo. Grande fue la sorpresa al ver al líder de la carrera correr hacia nosotros ya de bajada. El tamaño de sus piernas y la definición de sus músculos en cada zancada me hicieron pensar ¿¡Pero que coño hago yo aqui!?

Con ánimo al ver que nuestro estado físico era bueno nos fuimos acercando hacia el puerto, nos cruzamos con más corredores de bajada… acojonado, literalmente, me quede al ver a un conocido que nunca hubiese pensado que se dedicase a este tipo de deporte.

Y al llegar al Puerto sí que nos quedamos acojonados, al ver la dureza que nos esperaba, decidimos tomar algún gel más y beber agua. La pendiente se fue poniendo más y más dura a cada paso, los metros ganados en altura subían rápidamente y a la vez el esfuerzo que teníamos que hacer para seguir avanzando. De vez en cuando paraba para recuperar algo de aliento, el esfuerzo se notaba en el picor de las piernas, el sobrealiento y el latido del corazón notándose en los oídos. Un corredor de bajada me dice: ¡Venga, solo te queda un minuto de subida!. Le sonrío y pienso que debo llevar mala cara para que me haga ese comentario. Llego a la parte que creía que era la alta pero no, aún falta un buen tramo. Me quedo mirando la cara nevada de la montaña que queda de frente.  Al llegar a la parte de arriba (2477 m) y hacer checkpoint me sorprendo del frío que hace y lo cercanas que están las nubes, ante mi asombro de que haya cobertura llamo a mis padres y les cuento que ya estoy en la parte alta. Espero unos minutos a Dani, me hago alguna foto, como algo pero el frío me puede y decido bajar un poco. Por el camino le doy su móvil a Dani y le comento que le espero un poco más abajo en la zona donde había caballos pastando. Al llegar alli converso con algunos corredores entre ellos un Sudafricano de mediana edad que espera a su mujer. El frío me vuelve a dejar helado, como algo más y decido bajar para evitar el frío y encontrar cobertura para llamar a mi compañero.

Y en esta parte es cuando más disfruto de la carrera, prueba a correr en la bajada y de manera sorprendente lo encuentro parecido a esquiar, voy haciendo pequeños apoyos y saltos entre las piedras. El sol del atardecer me pega en la cara mientras estoy atento a las piedras, la sensación es cojonuda, siento euforia. Charlo a gritos con otro corredor mientras bajamos a buena velocidad hasta llegar al final del puerto donde vuelvo a caminar ya que no quiero hacer más esfuerzo para seguir corriendo. Charlo con otros participantes y paramos todos a llenar agua en el río en los Llanos. Me dirijo de nuevo hacia el checkpoint, por el camino me encuentro a mi padre y hablamos. En el checkpoint espero a Dani mientras hablo con gente de la organización y mi padre, nos vamos contando anécdotas de la carrera.

Al llegar Dani y tras tomarse un caldo seguimos la marcha por el camino de ida ya sin preocupaciones de que no espera. Vamos hablando tranquilamente de la experiencia, cuando nos coge la noche… por suerte ya sobre camino transitable, nos colocamos los frontales y seguimos sin apenas pausa. Animando a los corredores que nos pasaban con sus frontales, muchos de ellos de la prueba de 67 km.

Y la llegada a Benasque, impresionante, la gente aplaudiendo y animándote

Más fotos en Zooomr

Anuncios

2 comentarios en “Trail Aneto 2011

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s